La Previa, 2

Un cambio en producción puede ser algo relativamente sencillo: añadir un nodo a un cluster, actualizar un datasource o algo mas complejo como migrar un servicio, reemplazar la infraestructura o montar algo nuevo.
Aqui la diferencia es: ¿tienes un entorno de preproducción idéntico o usando la misma infraestructura que producción o una aproximación? Si es una aproximación deberás ser mucho más conservador en las estimaciones y preveer que saldrán mas incidencias no contempladas.

Como regla general y buenas practicas, simpre planificar un paralelo o una subida a producción previa a la subida a producción real.

  1. Paralelo: Tienes un servicio que reemplazas, reutilizas parte de la infraestructura para montar el nuevo servicio y realizar las pruebas internamente en un entorno real. El dia D se borran los datos de las pruebas y se abre al público. Si no hay marcha atras se procede a migrar el resto de la infraestructura.
  2. Nueva:  Si es un servicio nuevo, piensa en al menos 1 semana de pruebas en el entorno final de producción. El objetivo es minimizar los problemas generados por las diferencias entre los elementos de producción y los entornos de test.

Ningun piloto de rally se mete a hacer una carrera sin haber dado unas cuentas vueltas antes por el circuito, aunque ya lo conozca de otros años, aunque haya practicado en simulador o con el coche en otros circuitos similares en ese terreno. El bache de este año que hace saltar el coche y estrellarte contra un arbol es el bucle infinito entre dos redireccionares que solo existen en real.